Empieza el "modelo Suarez" en Mendoza

¿Quién es Rodolfo Suarez? Hoy empieza su gestión como gobernador de Mendoza. Las continuidades y cambios que pueden esperarse del jefe comunal de la Ciudad de Mendoza que se cruza a Casa de Gobierno.

Rodolfo Suarez asume como gobernador de Mendoza. Sucede en el cargo a un hombre de su mismo partido, Alfredo Cornejo y tendrá a nivel nacional a un presidente de diferente signo, Alberto Fernández, acompañado por Cristina Kirchner como vicepresidenta. ¿Será diferente el trato entre gobierno nacional y provincial que con Mauricio Macri en la Casa Rosada? Ese es un misterio que el oficialismo mendocino no puede resolver: atado al macrismo, no descarta una relación "adulta" con el peronismo.

¿Quién es Suarez? Aquel muchacho seguidor de Víctor Fayad creció. Le tocó remplazarlo tras su enfermedad y muerte, como presidente del Concejo Deliberante. Pero una vez que se probó en el cargo, quedó ratificado como inquilino con derecho propio en la política, al punto de avanzar por sobre el resto de los postulantes y quedarse con la candidatura a la gobernación.

Dueño de un estilo dialoguista se compara con el otro intendente capitalino que llegó al cuarto piso de Casa de Gobierno, Roberto Iglesias, por sus silencios en los encuentros con sus equipos, pero se diferencia por la ausencia de "terquedad" que a aquel le granjeara el mote de "El Mula". Suarez lo consulta todo y avanza en interconsultas para ratificar su propia idea del rumbo a encarar en cada tema.

Si es que hay un "modelo" de gestión en la Ciudad de Mendoza que pretenda llevar a toda Mendoza, eso pasa por una mixtura de obras y eventos, confort y visibilización para propios y turistas, aunque ahora -con todo un territorio bajo su mando- deberá agregarle algunos elementos movilizadores de la economía que permitan transformar el orden en las cuentas conseguido en dos cosas: producción y empleo legítimo, y fluidez en la caja para sostener lo construido.

Antes que Cornejo, Suarez apostó a la palabra que eriza la piel de sectores más bohemios de la política: "orden". Fue el impulsor del Código de Convivencia varios años antes de que Mendoza sancionara u propia ley en torno a qué usos hacer y cuáles no del espacio público, que sirvieron para mostrar un Estado distribuidor de responsabilidades, en un equilibrio de ejercicio de los derechos y reclamo de cumplimiento de los deberes. En este punto, el oficialismo mendocino halló una bandera aceptada socialmente y que los diferencia de grupos minoritarios que, a todas luces, no arriará.

El gabinete de Suarez le resulta bastante afin. Es una mezcla de colaboradores muy estrechos (Claudio Romano, Mariana Juri, Raúl Levrino, Mario Isgró), alfiles de Cornejo que considera "parte de un mismo equipo" (Lisandro Nieri, Humberto Mingorance), rescatados del Purgatorio radical (Enrique Vaquié) y una novedad: un crítico de lo anterior que reclamaba "más", como es José Thomas, un profesor de nuevas tecnologías de la secundaria en el Icei que se volvió analista de temas educativos y representa una apuesta para conducir un área compleja y costosa, pero en la que se cifran todas las esperanzas a mediano y largo plazo del resto del gabinete: la formación de los jóvenes.

En este panorama de continuidad con posibilidades disruptivas, Rodolfo Suarez, conocido como "Rody", se hace cargo del desafío de sostener a Mendoza en una línea de conducta y llevarla, ahora, hacia el crecimiento que los tiempos, circunstancias y condiciones le han venido negando.

Las definiciones en la entrevista carpool con Memo, antes de las elecciones:

- "Si gano, vamos a hacer un rediseño de ministerios. No se trata de cambiar, sino de redefinir funciones".

- "En la Ciudad de Mendoza hay funcionarios de mucha calidad, tanto que me llega a emocionar. Algunos me voy a llevar".

- "Voy a convocar a José Luis Ramón y a los candidatos de la oposición a trabajar por Mendoza, en caso de que la gente me elija como gobernador".

- "La mayoría de las cosas que ha hecho Alfredo (Cornejo) me gustan porque yo he sido parte de ese equipo. Me cuesta decir qué cosas no me han gustado. Tengo mucho reconocimiento por haber recuperado la figura de gobernador".

- Se manifestó en contra de la restricción de ingreso a la ciudad por patentes, como lo había propuesto Víctor Fayad. "Eso no sirve". "Hay que continuar haciendo anillos de circunvalación", dijo en medio del tránsito por un Corredor del Oeste en el que transitaban a paso de hombre.

- "Con el tiempo, hay que dejar de cortar la actividad a la siesta. Tendríamos la mitad de contaminación, la mitad de accidentes y de consumo de combustible".

- "Con Alberto Fernández me une que nos gusta Spinetta. Ojalá que si gana sea él quien maneje la situación política y no Cristina Kirchner".

En 1 minuto, qué harán en su gobierno los actores principales

Esta nota habla de:
Más
Paso a paso, la transferencia del poder en Mendoza

Paso a paso, la transferencia del poder en Mendoza

En detalle, cómo serán los actos de traspaso de mando.