En 2020 caerán uno a uno los Dioses del Olimpo

La mitología griega puesta al servicio de la comprensión de la lucha por la igualdad de género. Un nuevo artículo de Emiliana Lilloy que visibiliza y ayude a comprender un momento especial de la historia que se vive justo ahora.

Emiliana Lilloy

La sociedad griega como toda sociedad patriarcal creó mitos y leyendas en donde la superioridad estaba representada en el hombre. Shinoda Bolen explica en su libro "Las diosas de cada mujer" cómo las diosas griegas se definían y "eran" en relación al ser masculino. Así según si era vírgenes o no, si habían sido violadas o no pertenecían a uno u otro tipo de mujer. Lamentablemente estos mitos, junto con los romanos y los monoteístas, son el marco, el imaginario en que se fundan y organizan las sociedades occidentales.

La buena noticia es que estos dioses están cayendo, se están desintegrando y por fin, Medusa dejará de ser la culpable, el monstruo que petrifica a los valientes hombres sin razón alguna.

Un ejemplo de esta paulatina pero segura caída, es lo que sucedió en setiembre pasado, cuando un Tribunal de enjuiciamiento destituyó a un juez penal en el norte de la provincia de Santa Fe. Así fue que luego del análisis exhaustivo de sus sentencias y procesos, se concluyó que el juez desconocía el derecho y los principios fundamentales establecidos en los tratados internacionales ratificados por la Argentina relativos a los derechos de las mujeres. Entre otras cosas, se le adjudicó la conducta de no "escuchar o creer" a las víctimas de delitos de abuso, naturalizarlos, y tener prejuicios y conductas discriminatorias en razón del sexo.

La destitución da un mensaje simbólico a la sociedad santafecina y argentina en general: "Ya no toleraremos que se naturalicen las conductas violentas y abusivas hacia las mujeres con el argumento de que siempre fue así. Y si alguien pretende hacerlo, será destituido de su cargo"

Medusa y muchas otras mujeres que pasamos por el juicio de la sociedad y de este y otros jueces patriarcales ya no tendremos la culpa de ser agredidas y con suerte, pasado un tiempo, ya no será un elemento de riesgo nacer mujer.

Porque Medusa no siempre fue un monstruo con cabellos de serpiente a quien nadie podía mirar sin convertirse en piedra. Antes era una bella joven y "a causa de ello" Poseidón la atacó y la violó dentro de un templo dedicado a Atenea. La diosa tomó este ataque como una ofensa y castigó a Medusa dándole serpientes en lugar de cabello y con la maldición de convertir en piedra a quien mirase.

El mensaje es claro: Medusa es la culpable de ser violada por Poseidón (quien no tienen ninguna responsabilidad ya que ha sido tentado y siendo hombre no ha podido ni debido controlarse) y para que esto no vuelva a suceder, se la castiga privándola de su belleza y del amor de cualquier otro hombre (está dañada) dándole la condena de petrificar a quién ose mirarla.

Luego el cuento mitológico relata la aventura de Perseo para matar a la "temible" Medusa. En el relato todos los dioses (las instituciones) y los/as mortales (la sociedad) lo ayudan en su empresa y le brindan regalos para asegurarle la victoria. Incluso Atenea le da un escudo que le permite acercarse a Medusa y evitar su peligrosa mirada. Finalmente Perseo la decapita y de su cuello brotan el gigante Crisaor y caballo alado Pegaso.

Ambos son considerados como los hijos de Poseidón, lo que deja ver que fueron fruto de la violación. Ellos, según el relato, viven normalmente. Porque es claro que la vida debe ser salvada sin importar de qué hecho provenga ni la voluntad de esta mujer "dañada"(o monstruo)

Así, Medusa aún es recordada como un personaje maléfico a quien hay que destruir y negar, cuando su único "crimen" fue ser atractiva, ser mujer y ser violada.

Con la lucha de las mujeres por la igualdad, caerán los Dioses y caerán estos discursos y relatos que nos enseñan a justificar los crímenes contra las mujeres.

Medusa ya no tendrá miedo de mirar a nadie y menos a los hombres que intentan vejarla, revictimizarla, culparla de los delitos y violaciones cometidas contra ella. Poseidón no quedará impune porque ya nadie podrá absolverlo sin que sea destituido de su cargo, sin ser castigado por su indiferencia o por sus sentencias machistas y misóginas.

Cuando caigan los dioses y sus cómplices, Medusa se sentirá a salvo, y cada vez más, las mujeres sentiremos que por fin nos escuchan, funciona la justicia y dejan de abusarnos.

LA AUTORA. Emiliana Lilloy. Abogada. Directora de la Diplomatura en Género e Igualdad. Vicepresidenta de la Comisión de Género del Colegio de Abogados de Mendoza.

Esta nota habla de:
Más de Opinión
Cornejo y la recuperación de la política en Mendoza
C.NAJUL

Cornejo y la recuperación de la política en Mendoza

El gobernador Cornejo logró, con trabajo duro y una pasión enorme, la recuperación de la política como herramienta de transformación en el ámbito local.
Los dos papas. Benedicto XVI y Francisco ¿discontinuidad o reforma?

Los dos papas. Benedicto XVI y Francisco ¿discontinuidad o reforma?

"La hermenéutica del tango", en este artículo de Peio Sánchez, difundido por Religión Digital, en el que se refiere a la película "Los dos papas" de Fernando Meirelles,con Jonathan Pryce y Anthony Hopkins.
Internet de las cosas: agua y saneamiento "inteligentes"
A. Minatta

Internet de las cosas: agua y saneamiento "inteligentes"

La tecnología puede ayudar a crear servicios de agua y saneamiento "inteligentes", es decir, que puedan interactuar entre si para brindar mejores servicios a los usuarios.